Desde que el mundo es mundo, la pederastia es una de las acciones más detestables que puede cometer el ser humano.

Pero, ¿Realmente qué es la Pederastia?

Bien, es tan sencillo de definir como de repugnante. La pederastia es el abuso sexual en niños llevada a cabo por parte de un adulto.

Abusos Sexuales ¿Se pueden Superar?

Sí, pero siempre con ayuda psicológica. Te recomiendo que te informes sobre los muchos de los problemas que trata la Psicología Infantil.  Te sorprendas de todo lo que puedes hacer como padre para ayudar a tu hijo en su desarrollo evolutivo y a superar traumas como los abusos infantiles.

Hoy en día se ha abordado este problema desde un punto de vista global, es decir, se ha tratado a nivel jurídico y psicológico. En materia de derechos humanos se ha hondado mucho en los últimos años, endureciendo las penas y persiguiendo de una forma más activa este tipo de delitos.

A nivel psicológico se ha concienciado más a la sociedad y a los menores, además de dotar a los padres de herramientas para que puedan ayudar a sus hijos estos problemas.

Este tipo de delito no es exclusivo de una clase social ni de una religión. No distingue ubicación geográfica ni raza.

La mayoría de las víctimas suelen ser niñas y por más terrible que parezca, la mayoría de los abusadores son sus propios padres, padrastros o familiares cercanos. En general el porcentaje más alto de abusos sexuales en niños se da en el propio seno de la familia.

Esto es debido a que los niños perciben la sexualidad de una manera muy diferente a como lo hace un adulto. El abuso existe siempre que haya un contacto sexual con un niño, ¡No importa si ha sido consentido o no! Un niño no tiene la capacidad de tomar ese tipo de decisiones con plena conciencia.

Debe entender las relaciones de parentesco, lo que es correcto y lo que no lo es. Éste es un proceso importante y determinante para el desarrollo del niño.

Las Secuelas del Abuso Sexual 

Las secuelas de los abusos sexuales en la infancia son muy profundas y duraderas. No obstante, no son iguales en todos los casos y son muchos los factores que influyen en el niño y que harán que las consecuencias perduren en él durante el resto de su vida.

A continuación te detallo los más significativos;

  • La edad: Es uno de los factores más imporn que tiene el niño abusado es uno de los factores a considerar.

La relación que tiene la víctima con el agresor. Mientras más cercana es peor el grado de afectación sobre todo si se trata del padre o la madre.

Los métodos utilizados para conseguir el contacto sexual también es un factor determinante en las secuelas que pueda tener el abuso. Si fue logrado por seducción, intimidación y el peor de los casos con agresión.

Es importante considerar también cuanto tiempo duró el abuso. Hay situaciones que se dan solo en una ocasión mientras que en otras el abuso puede durar meses y años.

El estado emocional de la víctima y sus características psicológicas así como la forma en que se le dio una resolución al asunto, influyen de igual forma en el futuro del niño abusado.

Se puede decir que las consecuencias de un abuso sexual infantil están clasificadas en dos grupos. Las secuelas a corto plazo y las secuelas a largo plazo.

Secuelas a corto plazo del abuso sexual infantil

Es frecuente notar en el comportamiento de un niño que es abusado sexualmente cambios es su comportamiento

Puede retomar actitudes de cuando era más pequeño, como por ejemplo volver a chuparse el dedo.

Otra señal frecuente es la pérdida del control de los esfínteres, muchos se orinan en la cama.

Su comportamiento social también cambia. Se nota retraído, melancólico y ocasiones irritable y agresivo. En algunos casos incluso puede tener actitudes  no acordes a su edad en el ámbito sexual.

El rendimiento escolar por lo general se ve afectado.

Secuelas a largo plazo del abuso sexual infantil

Los efectos a largo plazo de los abusos sufridos en la infancia van a depender en gran medida del apoyo psicológico que haya recibido la víctima y sobre todo del tipo de abuso que sufrió. Mientras más violento y agresivo haya sido peores serán los daños ocasionados.

El tener dificultades para conciliar el sueño  y las pesadillas frecuentes son  de las secuelas a largo plazo más comunes.

Autoestima baja y problemas de depresión suelen afectar a las víctimas a lo largo de su vida adulta.

EL mayor problema se verá relacionado con la vida sexual de pareja. A las victimas les cuesta mucho apartar los miedos y posibles fobias que hayan desarrollado a raíz del abuso sufrido y muchos se ven frecuentemente involucrados en relaciones que no les brindan satisfacción.

Llama Ahora
Dirección