Terapia de Pareja gandía

¿Qué ocurre después del “Felices para Siempre”? o después de ¿Por qué no probamos a convivir juntos?

Luego de la gran boda o detrás de la bella historia de amor viene la convivencia en pareja.  Compartir tu día a día bajo el mismo techo, ¡Es todo un reto!,

Cambios en tu rutina diaria, redistribuir y compartir el espacio, adaptación a los nuevos hábitos, gustos, particularidades del otro… y sin mencionar el nuevo ajuste social y la incorporación a la nueva dinámica familiar.

¡Te asusta verdad!

No te preocupes, ¡La vida en pareja es una de las cosas más bonitas que te pueden pasar!

La vida en pareja se encuentra en constante evolución y se encuentra sometida a continuos cambios. Un recurso que te permite darle solución a los problemas que os acontecen  y prevenir conflictos futuros es la Terapia de Pareja.

Con ella aprendereis a desarrollar destrezas para comunicaros mejor y tener una relación más estable y segura.

Conflictos Más Comunes en la Pareja

Estos son los principales motivos de consulta que trato además de un largo etc…

Crisis de Pareja

Infidelidades

Celos en la Pareja

Maltrato en Pareja

Divorcios

Comunicación

Preguntas Frecuentes 

¿Te gustaría saber cual es la importancia de la Terapia de Pareja?

A continuación responderé a las preguntas más habituales y que todos debemos conocer si queremos una relación sana y duradera.

Terapia de Pareja Gandía. Tratamientos Basados en la Evidencia Científica

¿Qué es y en Qué Consiste la Terapia de Pareja?

¿Quieres darle una solución a los problemas de pareja o en el matrimonio? ¿Estás cansado de superar una crisis y volver a tropezar en la misma piedra?

Si eres capaz de responder a estas preguntas…

¡Ya sabes qué es y en qué consiste la terapia de pareja!

 ¿SENCILLO VERDAD?

Ahora vamos a entrar un poquito más en detalle y voy a darte una definición más técnica para los que son más minuciosos.

La terapia de pareja tiene como buque insignia la solución de conflictos en la relación.

Su punto fuerte es reforzar los aspectos positivos y el punto de unión entre las dos personas, reforzando los sentimientos positivos y la base que sustenta la relación.

Si, si… Muy bien, pero ¿Cómo se hace esto?

El psicólogo de parejas tiene que descubrir vuestro problema y necesita atizar y remover vuestros sentimientos y vuestra historia, (saber cómo os conocisteis, tiempo de la relación, experiencias, cosas a las que habéis renunciado por estar juntos…)

Además, el psicólogo analiza las relaciones que teníais en la infancia con vuestros progenitores y detecta si algún patrón de conducta proveniente de los hogares anteriores se repite en la actualidad.

Bien, ya hemos hecho una la primera parte.

¡Ahora vamos a por la segunda!

El psicólogo ya ha descubierto quién es vuestro “enemigo”, ahora toca centrarse en la comunicación, ya que es lo primero que falla en todas las parejas con problemas.

¿Cómo la vais a trabajar?

Muy sencillo, a través de una escucha activa, empática y asertiva de las emociones del otro. El objetivo es que aprendáis a expresar vuestra visión, respetando las ideas y necesidades de la otra persona.

Pero ¡Ojo!

La terapia de pareja no se trata sólo de hablar, sino que se aplican muchas otras técnicas diferentes que se adaptarán a cada tipo de problema.

Además, en muchas ocasiones la terapia de pareja se trabaja de forma individual y por separado ya que en muchas ocasiones los problemas emocionales de uno de ellos pudieran estar  interfiriendo en el buen funcionamiento de la misma.

Ahora ya sabes todo lo necesario sobre la terapia de pareja. Si estás atravesando un crisis ¡No dejes que se consolide y rompa esa obra tan bonita de amor!

Poneros en manos de un psicólogo de parejas y volver a ser felices.

Problemas de Pareja Gandía. Aprende a Gestionar Vuestras Emociones.

Importancia de la Terapia de Pareja

Llega un momento que la pareja no es capaz de solucionar por ellos mismos sus problemas, es más ¡Cada vez van a peor!

Entran en un laberinto negro y de destrucción.

Es muy común en las parejas que acuden a terapia,  hayan intentando solucionarlo por ellos mismos las crisis, dándose continuamente una y otra oportunidad.

Pero, ¡Esto no funciona!

EL PROBLEMA SIGUE AHÍ, ACECHANDO y a la más mínima…

¡Zas!

¡Vuelven a caer!, sino en lo mismo, en algo parecido. Esto convierte la relación o el matrimonio en un infierno insoportable e insufrible.

Este es un buen punto para caer en la descalificación, agresión verbal e incluso física, generando así una relación que se sostiene por el rencor y la desilusión.

Por este motivo, la terapia de pareja tiene gran relevancia en la actualidad, debido a los múltiples beneficios que aporta.

Entre ellos te puedo destacar los siguientes:

  • Permite adquirir o desarrollar nuestras habilidades para tener una comunicación efectiva; así como, el manejo de conflictos y el control emocional.
  • Promueve el autoconocimiento, comprender tus vivencias, tus conflictos y las particularidades de tu personalidad.
  • Permite a cada miembro de la pareja responsabilizarse por los efectos de su conducta sobre sí mismo, su pareja y otros.
  • Promueve la empatía y la escucha activa, en muchas ocasiones los miembros de la pareja están enfocados en ser escuchados y demuestran una actitud egocéntrica. En la terapia de pareja se promueve la comunicación,  el desarrollo de la empatía, poniéndose realmente en el lugar del otro.

Psicólogo de Pareja Gandía. Psicólogo Especialista en Terapia de Pareja.

¿Cuándo Acudir a Terapia de Pareja?

Cualquier momento es bueno para acudir a terapia de pareja

¿No crees?

¿En qué relación no existen altibajos y momentos de crisis? En muchas ocasiones ocurren sin que ninguna de las partes quiera y lo que es peor..

¡No saben cómo evitarlo!

Este es un buen momento para pedir ayuda de un profesional y que os proporcione las herramientas necesarias para gestionar este bache.

En general algunas señales que requieren acudir a terapia de pareja, son las siguientes:

  • La comunicación entre ambos se ha deteriorado a tal punto que sólo hablan lo necesario
  • Se concentran en el trabajo, los hijos u otras actividades para evitar compartir con la pareja. No se divierten juntos.
  • Son frecuentes las quejas y discusiones, sintiéndose constantemente incómodos con tan sólo la presencia del otro.
  • Se sienten menospreciados y subestimados por su pareja; o por el contrario, no se admiran los talentos y características de la pareja, se sienten decepcionados, se subestima al otro miembro de la pareja, se le considera inferior.
  • Se sienten atraídos por una tercera persona.
  • No hay proyectos en común, las metas y planes para el futuro no son realizados de manera conjunta.
Llama Ahora
Dirección