¿Quieres desarrollar todo tu potencial? ¿Hacer frente a todos los problemas de tu vida? ¿Ser más productivo en tu trabajo?

Para ello, debes tener una buena salud emocional y el estrés está mermando tus capacidades.

Es importante que conozcas realmente qué es el estrés, sus causas, tipos y principales síntomas y así puedas estar preparado para combatirlo y evitarlo.

¿Qué es el Estrés?

El estrés es una enfermedad en sí mismo. Lo podemos definir como un conjunto de respuestas o estímulos del organismo a exigencias externas e internas que requieren un reajuste.

Estos estímulos tan poderosos tienen la capacidad de perturbar o alterar el funcionamiento de tu cuerpo. El estrés no surge de forma repentina, si no que consta de tres fases:

  • Fase de Alarma
  • Fase de Resistencia
  • Fase de Agotamiento

Los últimos estudios consideran que el estrés es un factor de riesgo y contribuye al desarrollo de enfermedades físicas como: la presión arterial alta, resfriados más frecuentes, fibromialgia y fatiga crónica.

Por ello es tan importante conocer de qué se trata para estar preparados. 

Tipos de Estrés

Según la Asociación de Psicología Americana existen esencialmente 3 tipos de estrés y cada uno cuenta con sus propias particularidades, síntomas, duración, enfoque y tratamiento.

A continuación te haré un breve resumen de cada uno de ellos.

Estrés Agudo

Es el más común de los tres tipos. Aparece cuando te auto-exiges y te presionas por las cosas que te han pasado y por los acontecimientos que están por llegar. Es conocido como el estrés emocional.

Este tipo de estrés es bueno y saludable en pequeñas dosis, pero puede resultar realmente agotador si es descontrolado.

Estrés Agudo Episódico

El estrés agudo episódico se da en personas cuyo vida es desordenada e intentan acaparar muchas responsabilidades.

Normalmente tienen muchas cosas en el tintero y no pueden organizarlas todas ya que se exigen demasiado.

Un patrón común en las personas que sufren este tipo de estrés es que siempre se encuentran en un permanente estado de excitación, tienen un carácter agrio y son altamente impacientes.

Estrés Crónico

Antes te he comentado que el estrés agudo puede ser incluso beneficioso y excitante, pues…

¡El estrés crónico No!

Este estrés resulta agotador y va calcinando a la persona poco a poco, hasta que destruye su cuerpo, su mente y su vida.

Es el más perjudicial de todos y es necesario ponerse en manos de un buen profesional para salir de este agujero. Es muy importante saber diferenciar los sintomas del estrés crónico

Síntomas del Estrés

Podría ser que el estrés te este dañando más de lo crees. El estrés afecta tu cuerpo, tu menta y tus emociones.

Si sabes reconocer los síntomas más generales del estrés, ¡Ya es un gran avance para saber manejarlos!

Los síntomas de estrés podemos dividirlo en tres grandes bloques:

  • Síntomas Físicos
  • Síntomas Emocionales
  • Síntomas Cognitivos

Entre los síntomas físicos tenemos, dolor de cabeza, problemas estomacales, diarrea, estreñimiento, nauseas, sudoración excesiva, insomnio, tensión arterial alta, ritmo cardiaco acelerado, disminución de la libido o deseo sexual, gripes o resfriados frecuentes, perdida o aumentos de apetito, inquietud psicomotora y dolores musculares.

En relación a los síntomas emocionales, las personas pueden sentirse abrumados, inútiles, frustrados…

Pueden mostrar cierta variabilidad en sus emociones, esto es debido a la tensión emocional. Se muestran impulsivos y pueden sentir que pierden el control de sus afectos, teniendo dificultades para relajarse.

Los síntomas cognitivos, muestran una baja capacidad para concentrarse, se tornan desorganizados y olvidadizos, tendencia a postergar (procrastinar), ideas repetitivas, pensamientos pesimistas. Pueden aumentar o aparecer el consumo de alcohol, cigarrillos y otras sustancias.

¿Cómo Quitar el Estrés?

La mejor solución para erradicar la epidemia del estrés, se encuentra en la Terapia Cognitivo Conductual y no en las pastillas para el estrés como algunos piensan…

Puedes seguir estas sencillas pautas y hábitos para paliar algunos de sus efectos, aunque lo más conveniente es que te pongas en manos de un profesional.

  • Cuida tu salud, mejorando tu dieta, duerme al menos 8 horas al día, realiza ejercicio físico… Estos son hábitos que no sólo te ayudarán en el tratamiento del estrés sino también en otros muchos otros trastornos.
  • Medita, practica la relajación, realiza ejercicios que desarrollen tu agilidad mental, adopta una actitud positiva, céntrate en el presente. ¡No tengas miedo al cambio!
  • Mantén el contacto con tus amigos y la familia, busca ayuda cuando la necesites.
  • Planifícate ante las emergencias. Organiza tu tiempo y ten una lista de objetivos a corto, mediano y largo plazo.
  • Rompe con la monotonía y sé creativo. Disfruta de la naturaleza y viaja.

Causas del Estrés

Las causas del estrés se clasifican por su fuente u origen, es decir, si provienen del ambiente (exterior) o del mismo individuo (interior). Veamos esto en detalle.

Causas Externas del Estrés

Te puedes encontrar sucesos vitales y sucesos menores o estrés diario.

Los sucesos vitales se refieren a aquellas experiencias objetivas que alteran o amenazan con alterar las actividades usuales del individuo, causando un reajuste sustancial en su conducta (guerras, desastres naturales, muerte de un cónyuge, un cambio de residencia, estrés laboral, entre otros).

Los sucesos vitales suelen derivar en el padecimiento de estrés postraumático. 

Los sucesos menores o estrés diario, son acontecimientos de menor impacto pero mucho más frecuentes y más próximos al individuo.

Es decir sucesos diarios, cotidianos como las disputas familiares, problemas económicos, problemas y estrés laboral entre otros.

Causas Internas del Estrés

Estas se refieren principalmente a las actitudes y patrones de conducta de cada persona; ideas de todo o nada, tendencia a postergar (procrastinar), pensamiento rígido, poca tolerancia a la incertidumbre, pensamientos negativos y catastróficos, expectativas irreales, perfeccionismo, entre otras.

Consecuencias del Estrés

 Se pueden evidenciar 3 ámbitos en los que el estrés genera consecuencias relevantes.

 

  • La salud física, como te dije anteriormente en la actualidad hay mucha evidencia del impacto del estrés en la aparición de ciertas enfermedades cardiovasculares, del sistema inmunológico, del sistema musculo-esquelético y del sistema nervioso central y autónomo.
  • En relación a la salud mental, puede propiciar la aparición del trastornos de ansiedad, trastornos del estado del ánimos (depresión), trastornos adaptativos y del sueño.
  • En cuanto al ámbito laboral, el estrés disminuye la productividad, aumentan las bajas laborales y genera situaciones de conflicto dentro de los entornos laborales.
Llama Ahora
Dirección